domingo, 22 de octubre de 2017

Toni Cantó vuelve a la carga y otra vez fulmina a los golpistas


El representante de Ciudadanos en el Congreso (habrá que ir pensando seriamente en ese partido a la hora de escoger la siguiente papeleta), ha mostrado una nueva batería de argumentos que aluden de lleno a los sembradores de odio; es decir, a ese separatismo radical catalán (también valenciano y balear) que desde hace varios años vive en una realidad cercana a la quinta dimensión y muy alejada de nuestro mundo. Dimensión en donde, por cierto, si alguno respeta la ley es poco menos que un milagro.

Toni Cantó desmonta al independentismo


Observe limpiamente (sin partidismos) este vídeo, Cantó expone unos argumentos que por sí solos justificarían el 155.

jueves, 12 de octubre de 2017

Feliz Día de la Fiesta Nacional


"De cuantas tierras se extienden desde el Occidente hasta la India, tú eres la más hermosa, oh sagrada y feliz España, madre de príncipes y de pueblos". San Isidoro de Sevilla, siglo VII

Este año es todavía más apetecible destacar el sentimiento de patriotismo que poseemos los españoles, que expresa siempre amor y respeto a lo propio. Los nacionalistas, por el contrario, se caracterizan por un radicalismo fruto del odio que les han inculcado durante años y años de adoctrinamiento y que va destinado a un enemigo ficticio al que necesitan culpar de todos sus males y bajezas.

¡Viva España!


«La versión vulgar y simplista del reinado de España en América como época de tiranía y pillaje, esclavitud, tributación desangrante y obscurantismo, no está de acuerdo con los hechos. El gobierno español, a lo largo de este período, fue generalmente más benigno de lo que lo han sido la mayoría de los gobiernos hispanoamericanos posteriores a la separación de España. De no haber sido así, la dominación española no hubiera tenido tan larga vida». Philip Wayne Powell, historiador estadounidense especializado en la historia colonial española y del Suroeste de Estados Unidos.

¡Feliz día de la Hispanidad!

martes, 10 de octubre de 2017

He aquí la falsedad mugrienta de la separatista Colau

Documento interno de la Guardia Urbana de Barcelona filtrado a OKDiario. En esta relación de manifestantes, donde se detalla calle a calle y plaza a plaza el número de asistentes, sale una cifra final de 1.043.800 participantes. Dicha cifra fue  minimizada hasta los 350.000 y cualquiera que aplique la lógica llegará a la conclusión de que la Colau, tan falsaria como mugrienta, poseía una razón bien simple: no podía reconocer que en Barcelona se hubiera reunido más de un millón de personas exigiendo el cumplimiento de la Ley. Claro que, según la TV3, todos eran falangistas

sábado, 7 de octubre de 2017

Cese fulminante del subgolpista Millo



El Gobierno de España ya está tardando en cesar a quien no sabe defender a nuestros cuerpos de seguridad en Cataluña y prefiere, dando crédito a un cúmulo de falsedades que incluso la prensa internacional ha desvelado (caso del diario Le Monde), usar la actitud servil de postrarse de rodillas ante los golpistas. No es de extrañar que las asociaciones de la Policía Nacional y la Guardia Civil hayan pedido la dimisión de semejante inepto. 

lunes, 2 de octubre de 2017

En Cataluña han votado más de dos millones de niños de todas las edades




Una imagen que define con nitidez lo que los totalitarios perpetraron ayer en Cataluña y que con no poca alegría llamaron referéndum, a partir del cual declararon más de 2 millones de votos favorables a una independencia que, ya anunciada, proclamarán esta misma semana.

viernes, 29 de septiembre de 2017

Carta de un "mosso" a Puigdemont





He aquí, reflejado casi a la perfección, el pensamiento de un catalán abarrotado de amor a Cataluña y de "seny", es decir, de sentido común. Y encima, para más inri, el autor de la carta es un policía autonómico o mosso d'esquadra. Si usted es de los que aún duda respecto a lo que sucede en Cataluña, si, sobre todo, ama la libertad y el respeto a la ley pactada entre los representantes del pueblo en su conjunto, un respeto sin el cual la democracia no existe por más urnas que se pongan, entonces mi recomendación más ferviente es que no deje de leer la carta de quien, tal vez por prudencia, solo se atreve a firmarla con iniciales. ¡Bien por ese catalán admirable. ¡Bien por el diario El Confidencial al publicar la carta!

Siga el enlace para leer la carta publicada en El Confidencial: "Carta de un "mosso" a Puigdemont"

viernes, 18 de agosto de 2017

Desconsuelo e impotencia


La cobardía y el fanatismo se cebaron en la ciudad de mi vida, Barcelona, cuyas calles paseé durante más de cuatro décadas. La tristeza ante la pérdida de vidas humanas es un sentimiento noble, casi necesario en ciertos momentos. Por eso desde ayer por la tarde, al enterarme del trágico atentado, el desconsuelo podría definir casi a la perfección mi estado de ánimo. Habrá que ir pensando, asimismo, en buscarle remedio a la sensación de impotencia que a uno también le acomete frente a tanto canalla dispuesto al uso de la religión o la política como excusa para justificar la maldad, su repulsiva maldad.

viernes, 16 de junio de 2017

Carlos Cuesta deja a Podemos en pelota picada (537)

El gran periodista Carlos Cuesta, un hombre repleto de sentido común y excelente información, escribe en El Semanal Digital un demoledor artículo cuyos números demuestran tanto la falsedad más absoluta, exhibida durante horas y horas, así como el bombardeo de medias verdades que la banda podemita y sus franquicias usaron en una moción de censura destinada, esencialmente, a chupar cámara todo el tiempo posible y a mayor gloria de su líder, un tipo en la cúspide de la mediocridad, con cara de odio y deseo incuestionable de resucitar a las dos Españas.
Debido a su gran interés se reproduce aquí el contenido del artículo 


Todas las cifras económicas han mejorado, hasta el paro juvenil o la ocupación femenina. Ésos son los datos para desmontar el apocalíptico discurso de Iglesias y Montero.
  
Los debates parlamentarios parecen haberse convertido últimamente en un ring sin reglas. Difamar, calumniar, injuriar, mentir… Todo vale. Y nadie lo frena. En un ejercicio patético que acabará, si no se corta, por acercar el objetivo último de Podemos: desprestigiar de tal forma la democracia representativa que, paso a paso, se implante una especie de asamblearismo callejero capaz de aniquilar nuestro sistema democrático y de partidos. 
Ocurre en la descalificación política con mentiras, en las acusaciones falsas de corrupción, y, ocurre, por supuesto, en la alteración de los datos económicos, de forma que la prensa acaba trasladando a la población un discurso plagado de información alterada e irreal que impide que el juicio social se adapte a la situación y medidas económicas ciertas

domingo, 30 de octubre de 2016

España (lea este artículo si quiere saber de qué se escribe en Batiburrillo)

Plaza-Espa%C3%B1a-de-Sevilla.jpg (580×386)
La maravillosa plaza de España en Sevilla podría ser un bello símbolo de nuestra patria. A quien haya recorrido el lugar le habrá ayudado a despertar el sentimiento de patriotismo observar que alrededor de tan admirados edificios se encuentran los escudos de todas las provincias españolas, en mosaicos de losetas esmaltadas a todo color.

Al contrario de esos países de primera fila cuya unidad jamás cuestionan sus habitantes, España es una nación cargada de problemas que necesita una gran causa común para sobrevivir y comenzar a dejarse de despropósitos separatistas y lamentos pedigüeños de los que no poseen demasiada afición a doblar el lomo, y que cada cual asigne las regiones españolas que considere oportunas tanto al grupo de los pedigüeños como al de los vagos.

España no ha estallado ya en mil pedazos porque la mayoría de los españoles debemos ser de una pasta especial y, desde luego, porque hace tiempo que nos tomamos cualquier arbitrariedad a cachondeo, por muy marcada que ésta sea. Pero todo tiene un límite y en algunas regiones no andan muy lejos de superarlo, como consecuencia de la falta de un principio fundamental en cualquier nación: el de la autoridad del Estado. Evidentemente no hablo de ese Estado opresor y aficionado al latrocinio que tanto nos repele a los liberales, sino de un Estado si se quiere mínimo, cuya misión esencial es cumplir y hacer cumplir las leyes.

En tal aspecto, las situaciones más calamitosas se sucedieron a lo largo de la historia de nuestro país, sobre todo durante los siglos XIX y XX, cuando durante décadas el poder político fue precisamente de origen democrático y ello no impidió el abuso persistente de ese poder y de las fechorías partidistas, sin que el pueblo reaccionase a tiempo ni supiese organizarse para evitarlo, creándose un vacío democrático en la sociedad civil que jamás ha logrado evitar los desmanes de su clase dirigente. Un vacío que llega hasta nuestros días, cuando a los ciudadanos les resbala el tema de la cosa pública y se subrogan a favor de los partidos políticos para que se lo solucionen todo, desde la cuna a la sepultura. No existen grupos de presión con alguna actividad intelectual destinada a expandir la cultura democrática y a imbuirnos a todos un respecto al planteamiento clásico: “¿Qué puedes hacer por tu patria?”. Y los grupos de presión existentes, se manifiestan usualmente a favor del poder: Periodistas, profesores universitarios, sindicalistas, ONGs, gays y lesbianas, feministas, o los sedicentes artistas e intelectuales, también conocidos como "zejateros", se limitan a ocuparse de su propio beneficio y huyen como de la peste a la hora de expandir una conciencia ciudadana limpia, no partidista.